Cómo Enderezar Las Piernas: Cómo estilizar las piernas con ejercicios localizados

Cómo estilizar las piernas con ejercicios localizados


Uno de los mejores ejercicios para embellecer las piernas a la vez que mejorarles sus funciones locomotoras resultan las sentadillas. ¿En qué consisten las sentadillas? A saber:

  • Colocarse con los pies separados del ancho de los hombros, manteniendo la espalda derecha y la cabeza erguida. Tomar aire y comenzar a bajar lentamente el torso, a la vez que se inclina un poco hacia delante aunque sin arquear la columna vertebral. Los muslos deben quedar paralelos al suelo y las rodillas no sobrepasar las puntas de los pies. Mantenerse en esa posición 10 segundos y regresar a la posición original, mientras se exhala. Este ejercicio fortifica la zona de los glúteos y fortalece las articulaciones de las rodillas. Se recomiendan 10 sentadillas, descansar unos segundos y realizar otra serie de 10 sentadillas. Una variante de sentadilla puede realizarse manteniendo las rodillas separadas hacia fuera, tanto cuando se baja como cuando se sube.

Otros ejercicios buenos para las piernas son los que siguen:

  • En posición erguida, tomar aire y dar un paso adelante con la pierna derecha y flexionar ambas rodillas. La rodilla de adelante no debe sobrepasar la punta del pie y la rodilla de atrás debe tocar el suelo. Mantenerse diez segundo en esta posición, exhalar el aire y elevarse. Proceder a realizar el movimiento con la otra pierna. Se recomienda una serie de 10 ejercicios, descansar unos segundos y realizar otra serie de 10. Este ejercicio da flexibilidad y fortaleza a las piernas, a la vez que endurece los glúteos.
  • Colocarse en posición erguida, con los pies apenas separados. Tomar aire y elevarse en las puntas de ambos pies. Soltar el aire y apoyar la planta de los pies. Realizar una serie de 10 elevaciones. Descansar y repetir la serie de 10. Este ejercicio fortalece los gemelos y contribuye a tornear las piernas.
  • Tenderse en el suelo de espaldas. Tomar aire y levantar de a poco la pierna derecha sin flexionar. Una vez que la pierna está en ángulo recto, tomar los tobillos con ambas manos y presionarla un poco hacia adelante. Comenzar a descender la pierna en forma lenta, a la vez que se exhala el aire. Realizar el mismo movimiento con la pierna izquierda. Luego realizar el movimiento con las dos piernas juntas, elevándolas sin flexionar, tomándolas con ambas manos y presionándolas hacia adelante y, por último, haciéndolas descender en forma lenta. Realizar diez elevaciones con una pierna, diez elevaciones con la otra y diez elevaciones con ambas piernas juntas. Este ejercicio fortalece las piernas al mismo tiempo que contribuye a reducir el abdomen. Para que aporte mejores resultados, hay que intentar descender las piernas cada vez en forma más lenta (contar para saber cuánto se progresa).
  • La bicicleta siempre es un ejercicio favorable para las piernas. En este caso recomendamos la bicicleta invertida. Colocarse acostado de espaldas y elevar ambas piernas en forma recta. Se pueden sostener los muslos con ambas manos, para facilitar los movimientos. Comenzar a pedalear en forma lenta diez veces hacia un lado e invertir el movimiento para pedalear diez veces hacia el otro lado. Descansar y repetir el ejercicio una vez más.

Asimismo, dentro de los ejercicios que ayudan a tonificar las piernas están las caminatas. Hay que realizarlas tres o cuatro veces a la semana, al menos por media hora. Hay muchos otros ejercicios localizados que contribuirán a enderezar las piernas, que están disponibles en Cómo Enderezar Las Piernas™”.

Para más información visite este link.

Los ejercicios localizados fortifican, tornean, flexibilizan y dan un mejor equilibrio a las piernas.